Portada » Psicología Infantil

Categoría: Psicología Infantil

Familia Intercultural: San Valentín.

Diona

Diona

Soy Psicóloga, Psicoterapeuta y especialista en Hipnosis Ericksoniana. Mi objetivo principal es ayudar a las familias y personas a superar los problemas del "día a día". "Todos tenemos los recursos internos que necesitamos para salir adelante" at Magrana Psicología
Diona
Familia Intercultural: San Valentín. Tanto si eres madre, padre o si has sido hijo,  hija sabes que criar tiene sus altos y bajos. Es una tarea donde la recompensa podrás verla  a largo plazo… Es decir, algo que haces hoy por tu hijo/a: ” Venga que llegamos tarde a macramé” o venga “Diona esto de vestirse de pastora e ir cantando por cada rincón del pueblo en navidad es bueno”… Vaya que como familia apuestas por un tipo de educación y yo quiero creer que cada uno hace lo que cree que es más positivo para su hijo/a. Cuando un día decidí pillar mis bártulos y salir a “ver mundo” os juro que siempre pensé que volvería, os lo juro,  que  yo era un alma libre que podía ir y venir a mi conveniencia y poder vivir en cualquier sitio ( esto último lo sigo pensando)  Conocí al que hoy es mi “zenmarido”, vamos a llamarle así, y,  aunque como podéis comprender,  yo como “bombón caribeño” que soy, sí que había tenido algún ” enamorado”, como diría mi tía Pipina, pero al conocer al “zenmarido”  sentí que me entendía cuando le hablaba, en ocasiones, era como si hablara con un espejo de lo relajada y cómoda que me sentía.
Lo mío con San Valentín viene de atrás, en Venezuela se celebra como el día del amor y la amistad y en 3ero de primaria un día de san valentín se debía votar por alguien del cole las condiciones:  -que hablara con todos, -que se llevará bien con todos y, ¡¡¡gane yo… gane yo!!! Gane una especie de estuche de plástico ochentero (cierro los ojos y lo veo) lleno de caramelos, caramelos que repartí entre mis amigos, de eso también me acuerdo.

Familia Intercultural: San Valentín

¿Porqué os cuento esto?
  • Para mi esto fue un hecho de “poderío personal”, ese día todo se confabuló para que hasta el día de hoy sea una experiencia nutritiva. Lo recuerdo con mucho cariño,  es decir y sin ánimos de sobregeneralizar mi experiencia, pienso que  experiencias tempranas intensas y positivas en los niños/as  siembran semillas de “motivación al logro”… Cuando me presento como profesional digo que me “gustan las personas” pequeñas, medianas y grandes y es verdad, es una de mis creencias profesionales y cuando estoy con un cliente, con un grupo  ya sea de familias, jóvenes, formadores,  me digo a mi misma: “me gustan, me gustan, me gustan con lo que hay y tienen”. Y quién sabe si esta creencia que hoy tengo y siento que me ayuda, comenzó aquel día de  San Valentín.
  • Cada vivencia cuenta cosas positivas, negativas, creo que solo hace falta que te lo digas y le des la bienvenida…
  • No he ganado ningún premio más (bueno una vez me devolvieron el dinero de la lotería de Navidad)
 A todas estas, la vida seguía bien con mi “zenmarido” salvo por el pequeño detalle de que no sabía  ni que era San Valentín, no le importaba, nada, never… ¿Podéis Creer?  De tantos millones de habitantes que tiene el planeta Tierra  me tocó el  “progre”, me dijo que él celebraba Sant Jordi… ¿Sant Jordi?, bueno otro santo…  Os confieso que nos llevó unos cuantos años conseguir el equilibrio, como pareja de “lo que me gusta a mí y lo que te gusta a tí” y cuando creíamos que lo teníamos “niquelado”, “bordado “,  después de 9 años de “gracia”  tuvimos a nuestro hijo.  Allí realmente comenzó el ” joropo”,  ” el taller de encaje de bolillos”, el baile rápido entre dos ya que ahora había un tercero y a pesar de que tuvimos años de entrenamiento previo, aún en ocasiones la interculturalidad de nuestra familia nos complica la existencia:
Que si san valentín,
Que si Sant Jordi,
Santa Claus,
Caga tió,
Reyes Magos ( ¡¡¡pero si en la costa Oriental del Lago de Maracaibo no hay Reyes!!!)
Que si el bautizo,
La comunión,
Boda por la iglesia, sí
Boda por la iglesia, no
Que si le pones un nombre noble.
Que si le pones uno que puedan pronunciar en Venezuela,
Que si escuela pública,
Que si escuela con trecemil idiomas…
uffff  ¿Qué? ¿Estás cansada? solo por leerlo ¿eh?  ya no te digo vivirlo…
  • Si algo te he de decir es que es maravilloso, maravilloso el poder tener estas movidas, estos momentos que, aunque cansen, miro atrás y tengo imágenes que no se pagan con oro y todo por el hecho de ir cosiendo un traje a medida con lo mejor de  ambas partes. Cuando miro a mi hijo cómo crece, con la influencia y raíces de ambos, me siento bien y agradecida por tener la oportunidad de educarlo así.
  • Otra cosa que me ayudó, cosa que  es muy barata y útil, para educar en la interculturalidad es el sentido del humor, reírse de lo que ocurre, además de que ayuda a desestresar, relativiza las situaciones que a veces como familia nos podemos encontrar: Señora en el bus con muchas ganas de hablar que nos mira y dice: “Pero tu marido no ha puesto nada ¿eh?”
  • Hablar, conversar, llamar a las cosas y sentimientos por su nombre es útil para acordar posturas entre la pareja aunque no se esté 100% de acuerdo,  ¡porque  es difícil estarlo!. Acortar la distancia de esta diferencia, ayudará  a tener congruencia educativa, herramienta también muy útil para educar.

Es San Valentín y yo haré lo propio, lo que me gusta, recordar lo que soy, de donde vengo y donde estoy. Estaré muy contenta, ya que es más fuerte que yo y, a pesar de que por años, me costaba encajar los comentarios de tipo, “esto se lo inventaron los americanos o el Corte Inglés”, me río, pero me río un montón, aunque por dentro esté muy seria  y me digo: “a lo mejor se lo inventó mi maestra Aída que me quería tanto para que yo me ganara aquel maletín lleno de chuches”

Hay una historia que recuerdo de cuando era pequeña, se llamaba la tortuga que quería volar, la parte que más me gustaba del cuento era cuando ella, la tortuga se daba cuenta que el mundo seguía más allá de las montañas. Hoy aunque no es el día del Libro y de la Rosa ( como le llaman en Catalunya al día de Sant Jordi) iré en busca y captura de este Libro: LA TORTUGA, EL PEZ Y EL PÁJARO

Diona González, psicologia infantil, lifestyle, libro

Y seguiremos “viviendo el Mixing”

Te quiero.

 Diona González, psicologia infantil, estilo de vida, lifestyle, psicologia, crianza, maternidad

Esto no da miedo…

Diona

Diona

Soy Psicóloga, Psicoterapeuta y especialista en Hipnosis Ericksoniana. Mi objetivo principal es ayudar a las familias y personas a superar los problemas del "día a día". "Todos tenemos los recursos internos que necesitamos para salir adelante" at Magrana Psicología
Diona

¿Qué es el miedo? Según la  Real Academia de la Lengua Española es: 

  1. Angustia por un riesgo o daño real o imaginario.
  2. Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea.

En psicología, se ha estudiado cómo el miedo genera sensaciones/emociones en las personas. En la respuesta al miedo intervienen tanto la personalidad como el sistema nervioso autónomo. Hay personas a las que el miedo paraliza, hay otras a las que les hace huir y otras que deciden luchar. En los pequeños el miedo también puede aparecer cuando han habido elementos externos, como mensajes o reacciones por parte de las personas de referencia del niño/niña que hacen que asocie, por ejemplo, la cara de “susto”  y el grito de su madre cuando ve animales como abejas, cucarachas, palomas, perros o sonidos fuertes como petardos o los nervios que sintió el hermano mayor al quedarse completamente a oscuras por un apagón repentino. Sea cual sea la forma en que el niño ha aprendido a temer a algo, este temor contrariamente a lo que pensamos “le cuida” y, cuando se es pequeño, ésto es un “salvoconducto”  primitivo, pero salvoconducto al fin y al cabo.  Es como una llave de seguridad, la parte no positiva de ésto es que si ése miedo se arrastra a la edad adulta, genera problemas a nivel laboral o personal. Así que la clave está en resolver, exteriorizar, hablar y volver a hablar experimentando desde bien pequeñitos, compartiendo los miedos, de esta manera, las cargas se hacen más llevaderas.

Ahora piensa que estás en el cine viendo aquella película que sabes que te traerá pesadillas, están dando “aquella escena”, te llevas las manos a la cara y en el momento culminante abres los dedos y miras entre ellos, ¡te das cuenta! es como si esa sensación, eso que experimentas, te es propio. Sí, claro, es que el  miedo es parte de la naturaleza humana, ¡Y los niños pequeños no son la excepción! Mi experiencia al trabajar con grupos de niños y jóvenes me ha dejado claro ésto:  pasar miedo ( solo un poquito) ¡les encanta!

Os acordáis el día que estrenaron por la tele el vídeo clip de ¿Triller Michael Jackson? Yo sí, ¡lo recuerdo todo! dónde estaba, con quién estaba, qué color de ropa llevaba.. y la sensación… vaya si la recuerdo, era entre buena… ( me quedé con la boca abierta viéndoles bailar, y aún me pasa jajaja) y terrorífica, sentía que si iba a hacer pipi, uno de “aquellos” asomaría la cabeza por el váter, pero para mí, aquel vídeo era fascinante, no podía dejar de mirar aunque, lo diré así y perdonad la expresión, “estaba cagada de miedo”. Hasta que un “glorioso ” día estaba con mi prima mayor ( Triana)  y daban  el “making off” ( el cómo se hizo)  y vi nada más y nada menos que a los Zombies  ¡Tomando pepsi-cola!  y recuerdo que me dije  ¿Están tomando pepsi-cola? ¡¡¡entonces tan malos no pueden ser..!!! Mi cerebro de 8 años buscó una respuesta lógica, algo conocido para desmitificar el miedo que sentía y, ya está, me autocuré de mi semana terrorífica.

Y, si en casa tienes pequeños, puedes probar en este Halloween algunas de estas sugerencias (recuerda que muchas veces lo que atemoriza no es lo que se ve o se dice sino lo que está nuestra propia imaginación):

  1. Dale espacio para hablar de lo que siente, de lo que le asusta y, por favor, tómalo en serio. Si te dice que le asusta aquella señora que le saluda por las mañanas ( porque le parece una bruja) acoge su confesión lo mejor que puedas.
  2. Hablar, hacer, hablar y hacer cuéntale tú algún miedo de cuando eras pequeña ¡y cómo, por supuesto, lo resolviste!. Recuerda que la mente inconsciente, a veces, busca soluciones y argumentos de lo  más inverosímiles  y las acepta como válidas para poner una solución.
  3. Disfrazaros, maquillaos,  reíros del miedo juntos, llena su cabeza de buenos momentos, de experiencias positivas. Podéis probar, por ejemplo, de disfrazaros de algún insecto que no le guste mucho, las alas de la abeja, las patas de la araña, el sombrero de la bruja… le estás dando una experiencia  grata relacionada con aquello que teme y deja que su mente inconsciente haga el resto del trabajo.
  4. Monta en casa la “semana terrorífica”, decora la casa, cocina, haz craft, eso sí, siempre con la intención “educativa” de dejar salir, dejar ir lo que el niño siente.
  5. Aprovecha la oportunidad para ventilar algún miedo que tengas por allí…¡cualquier excusa es buena”

En casa, estamos muy animados calentando las escobas… os lo dejo por aquí…

Hemos hecho unas gafas muy divertidas, son muy fáciles, yo conseguí éstas de Baker Ross son ideales y mi hijo está ¡encantado!

gafas Craft, baker ross

 

materiales

gafas calabaza

IMG_3694

niño con gafas de calabaza

niño con gafas de calabaza

La araña pensativa…

niño gafas araña

Como un murcielago…
niño con gafas murcielago

 

“El fantasma despistado”niño con gafas

IMG_4027-001

 

Y momias para comer… la idea la he sacado de aquí.

salchichas, cuchillo, pasta de holadre

momias 2

momias 3

 

momias 4

A mi hijo le encantan estos vídeos son de Super Simple Song:

 

 

Y éste es el “Hit Parade”

 

 

Espero que esta semana, tengáis tanto ritmo como los esqueletos…

washi tape corazón

 

Reflexiones: para mamás/papás “rebeldes”

Diona

Diona

Soy Psicóloga, Psicoterapeuta y especialista en Hipnosis Ericksoniana. Mi objetivo principal es ayudar a las familias y personas a superar los problemas del "día a día". "Todos tenemos los recursos internos que necesitamos para salir adelante" at Magrana Psicología
Diona

Reflexiones: para mamas y papás rebeldes.¿Cómo ha ido la super semana de la “vuelta al cole”?¿Recuerdas cómo eran tus primeros días de cole? ¿Cómo eran, los sabores, colores y emociones de esos primeros días de esos primeros años escolares…?  Seguro que ha habido de todo, una cosa está clara: ¡aprendiste a leer, escribir y a utilizar un ordenador!… bromas aparte, actualmente hay cifras muy altas de deserción escolar, falta de motivación en la población infantil y juvenil y se destinan muchos recursos para remediar este tema, pero las cifras siguen subiendo. Los que me conocen saben lo que pienso sobre cómo está montado el sistema educativo tradicional. Creo, y me responsabilizo de lo que digo, que en ocasiones “es poco amable cuando se trata de cuidar las diferencias y necesidades específicas de los niños y niñas”  y, por otro lado, ¿Quién no es diferente? ¿Quién no tiene un sello o una particularidad que lo hace único o única? , para muchas familias y seguro que para ti, es la  única opción  que tienes a tu alcance para  escolarizar a tu hijo/a por lo tanto:

 ¿Qué puedes hacer para que  estos 180 días sean lo más amable del mundo y de provecho para tu hijo, hija y sobre todo para ti?

Reflexiones:para mamás/papás “rebeldes” o  razones para llevar a tu hijo a la escuela… (Colección “back to Cole… ¡Sí!/ 1”)

1-      Ésta es sin duda mi razón preferida, “La educación es el mejor regalo que puedes darle a tu hijo, hija” ¿trillado?,sí ¿real como la vida misma? Un contundente Sí, no sé cuántas cosas tengas que hacer, cuantos trasnochos, cuantos esfuerzos, lo que sí sé, y seguro que tú también lo sabes, es que tu educación, la que te dieron tus padres y tus maestros, ha sido tu mejor “herencia”. Es lo que te ha permitido llegar hasta el día de hoy,  tener una profesión, oficio o poder dedicarte a aquello que te apasiona.

2-       Cuando tu hijo/a está  con otros niños y niñas, aprende sobre sí mismo, sobre sus grandezas y sus limitaciones, esta relación  le ayuda  a saber quién es él/ ella, aprende a convivir con un grupo de iguales que, a la vez, son muy diferentes, lo bueno de ser niño es la “apertura de pensamiento, el dejarse llevar” y te aseguro que de esas diferencias también aprenderá.

3-      Hay cosas que por mucho que queramos hacer en casa, no lo conseguiremos. La convivencia en el ámbito escolar es maravillosa, en el  mismo recinto puede relacionarse con personas de diferentes edades  y con diferentes roles. Piénsalo, los vínculos que pueden llegar a establecer con estas personas y, sobre todo, con sus iguales seguramente duren para toda la vida.

4-      Los grupos son fascinantes y la dinámica que se crea en ellos es muy educativa, por lo tanto el niño/la niña es parte de un grupo, pertenece a algo que está por encima de si mismo/a, tiene un nombre una identidad por ejemplo:  “Los cocodrilos” “Els Cangurs”,  y gracias a esto puede reflexionar, elegir y posicionarse,  puede decir: “Vosotros sois cocodrilos, pero yo quiero ser un canguro.”  recuerda que el  grupo también educa.

5-      Puede ser que hayan cosas, del sistema educativo, métodos, formas de la escuela que a ti no te gusten o no compartas  del todo… y la pregunta que quiero que te hagas es: ¿por las mañanas va tu hijo, tu hija  con una sonrisa al cole? ¿Le notas contento/a? Cuando habla del cole, de sus aventuras, de sus maestros/as ¿tiene una postura corporal relajada?  (sentado de manera relajada, hombros relajados,  respiración tranquila etc). Reflexiona al respecto, ¿Qué ocurre con las personas cuando están motivadas y contentas?  ¿cómo se muestran ante las cosas nuevas y los desafíos cuando son felices?..  Por lo tanto cuando conseguimos ésto en un niño/niña tenemos el 60% del camino hecho.

washi tape, con texto: con ojos de psicóloga

 “La escuela”  Piensa en cuáles son tus motivaciones como madre/padre ¿cómo eres tú? ¿cómo es tu hijo/a?  , cuáles son tus gustos si eres religioso/a o no, si eres más libre de pensamiento o, por otro lado, las normas son tu norte. La escuela de tu hijo tendría que ir en consonancia con lo que eres como persona, en cómo ves la vida y sobre todo en como es tu hijo/a.   Todas estás piezas tendrían que encajar como si se tratara de un “puzzle” en tu cabeza, para conseguir solo una cosa, que tú también estés motivado por las mañanas y puedas transmitir esa ilusión a tu hijo/a.

Te pido que: Busques, elijas, mires,  y vuelvas a mirar seguro que hay un “chandrilá” (una escuela) para tu hijo/a, una en la que aprenda  matemáticas, idiomas y sobre el convivir  y, eso sí, asegúrate que en la que elijas pueda sonreír y ser feliz.

¿Ah? esa mamá, la pesada de la “camarita”  el primer día de cole, a la que le duelen los mofletes de sonreír esa,  esa soy yo…

lifestyle, diona gonzalez, estilo de vida, vida en familia , el tarro de diona, psicologia infantil, reflexiones

lifestyle, diona gonzalez, estilo de vida, vida en familia , el tarro de diona, psicologia infantil, reflexiones

lifestyle, diona gonzalez, estilo de vida, vida en familia , el tarro de diona, psicologia infantil, reflexiones

lifestyle, diona gonzalez, estilo de vida, vida en familia , el tarro de diona, psicologia infantil, reflexiones

washi tape corazón

Ante la duda, corre y pregunta.

Diona

Diona

Soy Psicóloga, Psicoterapeuta y especialista en Hipnosis Ericksoniana. Mi objetivo principal es ayudar a las familias y personas a superar los problemas del "día a día". "Todos tenemos los recursos internos que necesitamos para salir adelante" at Magrana Psicología
Diona

Si, ante la duda, consulta, ¿Te has hecho preguntas sobre tu hijo/a y  su desarrollo?  ¿Sobre los aspectos psicomotores, cognitivos o emocionales? ¿Pero qué pasa que es tan callado/a? ¿Porqué cuando le llamo por su nombre  no me responde? ¿Porqué no para quieto/a? ¿le pasará algo?,  o tienes pensamientos: “aún moja la cama”,  “raras veces le he visto sonreír”… De verdad que como madre y psicóloga he podido ver este tema desde ambas posturas o roles como quieras llamarle y créeme cuando digo que te comprendo. Y también te digo que no tienes que cargar con este peso tú sola. Ante la duda, amiga, amigo ¡¡pregunta!! Busca ayuda profesional, no dejes que la gota malaya te mortifique la existencia. Si estás así,  pre-ocupada/o seguro que estarás un poco más lejos de poder ayudar a tu hijo/a. Por lo tanto, consulta con el especialista que corresponda (pediatra, psicólogo, psicopedagogo/a, logopeda). Posiblemente después de una evaluación recibas unos resultados, una explicación de lo que le ocurre y  de cómo “funciona” tu hijo/a ¿hay algo más valioso? ésta  explicación es como oro, como el mismo “calostro” con el que puedes seguir alimentándolo y favoreciendo su desarrollo.

washi tape, con texto: con ojos de psicóloga

Aspectos positivos del ¿Para qué es bueno preguntar? ¿Para qué necesito preguntar

  • La principal y mejor ganancia del para qué preguntar en mi opinión  es esta: “la información reduce la ansiedad”. Cuando tienes una explicación de las causas y motivos que están generando un problema y puedes llegar a comprender el porqué de la conducta de tu hijo/a, es muy probable que el instinto de vida te  ayude a posicionarte  frente al problema,  con dolor muchas veces claro está, pero también con   determinación de que seguro algo es posible hacer para mejorar. En ese momento cuando ya has digerido la noticia detente,  respira profundo y lentamente puedes decirte: “bueno ya sé lo que hay ¿Y  ahora qué?  ahora toca hacer….”

barco de papel

  • Ya sabes lo que ocurre, ahora imagina que tienes en tus manos  una hoja de ruta, esa es tu guía,  síguela a rajatabla, es decir,  si te ha recomendado la especialista que ha de nadar, montar en bici, ir a la logopeda o hacer ejercicios con plastilina para reforzar la motricidad fina, ¡Hazlo!,dentro de tus posibilidades ¡Hazlo!. La detección precoz es básica ya que nos sirve para poner los recursos específicos que el niño/a necesita a tiempo ¿Puedes recordar ahora un problema reciente al que le has dado “salida” al que le has puesto una solución? ¿Cómo te sentiste al poner la solución? ¿Qué pensamientos tuviste? !!!Esoooo es!!!  ¿Porqué esto iba a ser diferente?. Cuando te “Ocupes” dejarás de “Pre-ocuparte” y esa es la mejor ayuda que tu hijo/a puede recibir.

 

NIÑO CORRIENDO EN LA PLAYA

 

  • Sé constante, para muchas cosas me encanta la flexibilidad y creo a pies juntillas que es un muy buen aspecto personal  que deberíamos cultivar,  pero en este caso te aseguro que la constancia y el método  son dos recursos que puedes  usar para ayudar y acompañar  a tu  hijo/a  en su proceso. Y  que no te quepa ninguna duda y, aquí soy “Diona la Rotermeyer”, es tu proceso también, es decir es un proceso en el que interviene todo el grupo familiar.
  • Cree, confía en lo sanos y geniales que son los niños, piénsalo por un segundo, ¿lo cambiarías por otro? a que no, eso se llama amor del bueno buenísimo. Como he comentado en alguna ocasión lo que un niño o una niña  harán  es crecer y somos los adultos los que tenemos la obligación moral de velar por ello. Te invito a que uses el formulario de contacto “Tconté” para preguntar, comentar o simplemente desahogarte yo con mucho gusto te responderé.

 

BOLSA DE TÉ EN UNA MANO

Que ese amor que sientes por tu hijo, hija te mueva y te mueva  para ayudarle y acompañarle…

 

washi tape corazón

¿Qué significan las pataletas de tu hijo?

Diona

Diona

Soy Psicóloga, Psicoterapeuta y especialista en Hipnosis Ericksoniana. Mi objetivo principal es ayudar a las familias y personas a superar los problemas del "día a día". "Todos tenemos los recursos internos que necesitamos para salir adelante" at Magrana Psicología
Diona

Últimamente las palabras preferidas de tu angelito/a son: “No, no y no” ” No quiero eso Mamaaa” ” Yo quieeeeeroo” o si tu dices “ven”, el/ella no lo deja todo  y se va a su rollo, parece que estás merendando con el primo lejano del Dr Jekyll y Mr Hyde. Entonces, ¡felicidades!, tu hijo tiene una pataleta y  según la Psicología del desarrollo, si  tu pequeño/a tiene entre 3 y 6, años va por buen camino o como diría mi amiga Myriam Morlans “es lo que toca”, es como si estar “así” fuera su trabajo.

 

niño enfadado

 

Con ánimo de arrojar luz  sobre este punto que últimamente  ocupa casi todo tu tiempo en las tertulias cafeteras, he preparado algunos apuntes sobre lo que se espera de un niño entre 3 y 6 años según la psicología evolutiva o del desarrollo.

¿Qué es eso de la Psicología del Desarrollo?  Te lo explico: -“Es el área de la psicología que estudia el proceso de desarrollo psicológico desde que un ser humano nace hasta su madurez.” El proceso de desarrollo de una persona es producto del constante intercambio con el medio que le rodea

washitape rosa  Cuando miras a los pequeños  a través de la lupa de la psicología del desarrollo ten muy presente que…

El desarrollo es un proceso que realiza el niño/ niña  a su propio ritmo y de manera global y a ti te corresponde la tarea de “respetarlo”

 El desarrollo  en los pequeños es “activo, tiene movimiento” por eso verás que seguramente tu hijo/a hace lo que quiere con su cuerpo, salta, baila, coordina brazos y piernas  y que, posiblemente, en  el lenguaje expresivo notes un estancamiento, esto ocurre porque, en la mayoría de los casos, las áreas del desarrollo que son: área psicomotora, área intelectual y área psicoafectiva no se desarrollan al mismo nivel durante los primeros años de vida, es como si no fueran a la par, hasta que todo se equilibra.

El desarrollo es continuado, eso explica que  creas que tu hijo de un día para el otro ha aprendido el nombre y orden de los planetas del sistema solar  o que pueda saltar a la cuerda; este aprendizaje/cambio ha ocurrido con el paso de los días, horas, es sumativo, hasta que llega el día en que   ejecuta la acción ( hablar, saltar, explicar…)

El desarrollo se va dando sobre lo aprendido y la base son las experiencias previas que vaya teniendo junto a un correcto desarrollo físico.

Yo creo firmemente en las posibilidades de los niños y, sobre todo, en lo que son capaces de hacer y dar. Creo en el respeto de sus “maravillosas particularidades” que van consiguiendo a su ritmo   Aclarado este punto,  vamos a por la pregunta…

¿De dónde vienen las rabietas de tu hijo?

El egocentrismo es la clave, es la característica principal de la personalidad de los niños y niñas en esta etapa. Tu hijo toma consciencia de si mismo/a y de todo lo que le rodea ( objetos, personas) con una actitud de enfrentamiento y oposición: “eso es mío” , “la mami es mía”,                    “el tobogán, la luna, la maestra”, ¿ves a que me refiero?, ¿te suena de algo?, y el día que no puede tener aquello que considera “suyo”…  Todo lo que ocurre es según lo ven sus ojos y lo que le ocurre a él/ella. Quizás has escuchado decir: “-mira mamá la luna me sigue” o “la luna es mía” o  “noooo mamá si esta pelota es mía” cuando tú perfectamente sabes que no lo es, ¿Tu hijo esta mintiendo entonces? no, todo lo contrario, está siendo sincero y te lo cuenta, simplemente, como el/ella lo vive.

Aún tiene que “madurar más y, aunque va en buen camino, es inmaduro. Si le dices que no, es incapaz de esperar a llegar a casa, o esperar  a que le toque su turno para beber agua en el parque; el/ella quiere agua y la quiere ya porque tiene sed, está inmadurez le impide retardar la satisfacción y la recompensa, si no lo tiene ya, hace su trabajo: enfadarse.

 

Es opositor/ opositora por sistema, esto, aunque parezca difícil de creer, lo hace para diferenciarse de los demás por eso le llaman la edad del “no”.

Son  socialmente más activos a partir de los  3 años, sin embargo, estas relaciones son ambivalentes. Te has fijado cómo está jugando tan tranquila con su amiga y, de la nada, comienzan a pelearse como si no hubiera un mañana. Eso es porque necesita el contacto y reafirmarse: “Aquí estoy yo”

Como he comentado antes: los cambios en esta etapa de la vida son muy grandes y puede producirse un desarrollo desigual. Lo importante es que tengas en cuenta que si tu hijo/hija se enfada muchas veces, es producto del desarrollo. Ayudarle a entender “su enfado” es fundamental. Enséñale a poner palabras a lo que está sintiendo, por ejemplo puedes decirle: ” mira, ahora te has enfadado porque no te han dado la pelota”  o “estás llorando porque la mamá te dijo que no hay más chocolate”.

Niño y gato

Antes de acabar dos cosas:

He pasado momentos increíbles, yo diría casi mágicos compartiendo  la sesión de “psicología del desarrollo infantil” con los alumnos del curso de “Monitors de Lleure”,  así que va por vosotros mis amores, mil gracias.

Segunda te dejo un  vídeo que hace unos días me tocó el corazón…  Mi  gran reconocimiento a esas familias que se despiertan cada día a “luchar y soñar”

 

Hecho con   Diona

 

 

Criar: Que no se entere tu hijo/a

Diona

Diona

Soy Psicóloga, Psicoterapeuta y especialista en Hipnosis Ericksoniana. Mi objetivo principal es ayudar a las familias y personas a superar los problemas del "día a día". "Todos tenemos los recursos internos que necesitamos para salir adelante" at Magrana Psicología
Diona

Criar: Que no se entere tu hijo/a. El día que me entregaron el primer informe de la guardería de mi hijo, no veía la hora de llegar a casa para leerlo. Lo saco del sobre y lo primero que veo, es una amplia sonrisa. El texto estaba encabezado por una gran foto. Comienzo a leer, me transformo inmediatamente en un globo de feria, todo genial hasta que doy con el apartado de “plástica”: ¡¿Qué no quiere ensuciarse las manos?! ¡¿Que solo hace la actividad si hay un instrumento que le impida tocar el potingue -chocolate derretido, tempera, fango etc- en cuestión?!…  ¡para, para, para…!, casi me atraganto, ¡si tiene solo 20 meses! Y al recomponerme, en mi cabeza comienzan a pasar imágenes de mi hijo:

Organizando en fila los imanes de la nevera

-Usando solo la punta de los dedos cuando quiere pillar algo “pringoso”

-Mirando por donde pisa cuando no conoce, ¡¡¡Si solo tiene 20 meses!!!

Y en esto que mi mente hace un paralelismo, de un lado estaba èl, mi hijo y, del otro, mi marido.

¿cómo puede ser?

¿son como iguales?  metódicos, lineales, internos y ¡les encantan los números!

¡¡¡pero si lo he parido yo!!! 

Diona Gonález, Psicologia Infantil, Lifestyle, estilo de vida, hipnosis, epigenética

 

Criar: Que no se entere tu hijo/a

Esa noche le leí el trozo del informe a mi, todo sea dicho,  paciente marido y vi como con cada palabra volvía aparecer el globo de feria, pero esta vez en él.  Me mira y dice después de una “pausa-respiración” “pues claro,  es mi hijo…” y sí, es verdad, también es su hijo y yo, casi sin escucharle, comienzo a recitar la importancia del uso de los dos cerebros tal y como explican Daniel Siegel y Tina Payne, en su libro “El cerebro del niño” donde presentan 12 estrategias (fabulosas)  para acompañar a nuestros hijos en el día a día. Explican cómo  podemos ver en los problemas cotidianos oportunidades para que nuestros hijos desarrollen por igual el hemisferio derecho e izquierdo, el cerebro superior e inferior, la verdad, una maravilla de libro, que me encanta y uso mucho tanto como profesional y como madre. Y en eso que mi marido vuelve a hacer otra “pausa-respiración”, creo que porque ya se había dado cuenta de mis intenciones, me mira y dice: –¿Tú ves que a mí me haya ido mal en la vida? Y lo dijo con aquel aire de autoridad, contundencia y ternura que le caracterizan, yo sonreí ante la pregunta  ya que las evidencias le avalan ( jejeje)

Diona González, estilo de vida, life style, hipnosis, criar

Así que la discusión familiar y la conversación tomó otros derroteros, esa noche me hice unas cuantas preguntas como madre:

¿Y si soy fiel a lo que pienso y pongo toda mi pasión en educar a mi hijo?

 ¿Le dejo ser?

 ¿Soy una hipermadre ?

 ¿Permito que él decida, como alma libre y única que es, cómo quiere ser?

 ¿Cómo mi hijo se va a parecer a la vecina, si quienes le  educamos somos su padre y yo? 

 Me tomé el tiempo para pensar y sentir  una palabra y una sensación  que me ayudara a tener lo necesario para sostener el proceso de desarrollo de mi hijo:

Mi palabra:  Dos

Mi sensación: Tranquilidad

Y como dicen en Maracaibo: ¡De tal palo tal astilla!

Diona González, psicologia infantil, estilo de vida, lifestyle, psicologia, crianza, maternidad

 

 

 

 

 

5 “tips” para que tu hijo/a diga adios al pañal.

Diona

Diona

Soy Psicóloga, Psicoterapeuta y especialista en Hipnosis Ericksoniana. Mi objetivo principal es ayudar a las familias y personas a superar los problemas del "día a día". "Todos tenemos los recursos internos que necesitamos para salir adelante" at Magrana Psicología
Diona

niño con pañal detrás de la cortina

 Antes de todo decirte que pensé que este momento no llegaría nunca, sí, decidme exagerada  pero, si hago un resumen de lo que he gastado en pañales, toallitas, las carreras que he dado en busca del lavabo perdido, los argumentos que he tenido que dar de porque ese arbolito es bueno para hacer un pipi sin que mi hijo me lo compre… hoy estoy más feliz que los chinos con su año nuevo de la cabra (año de calma y constancia) ¿premonitorio? quizás, porque  constancia es la palabra clave para poder conseguir que tu pequeño/a controle sus necesidades básicas y pronuncie las palabras mágicas “tengo pipi” “tengo caca”  ¿y cómo lo lleva tu hija/o por cierto? Como ves en el resumen “express” que te he hecho, en casa hemos puesto en práctica  de todo, la verdad es que creo que no hay recetas mágicas es un trabajo grupal donde están involucrados papá, mamá, hermanos mayores. Depende de muchos factores  el hecho de que un niño/a consiga el control del esfínter rápido o le lleve un poco más de tiempo, aspectos como:

El ambiente familiar  que le rodea,  un ambiente que acepta los errores y los acoge, un ambiente de calma y escucha o un ambiente donde hay muchas personas diciéndole lo que “tiene” que hacer, en ocasiones  un hogar tiene todo esto ¿estás de acuerdo?

La personalidad , como es en esencia,  si es más tímido, extrovertida, si es más hablador/a o menos estos aspectos juegan un papel primordial en cómo el niño/a vive  lo que se le presenta, de hecho en psicología, y a diferencia de lo que comentaba en el post pasado           las diferencias individuales y la personalidad hacen que, probablemente, la misma situación sea vivida de manera distinta por niños y niñas de la misma edad. Esto me da pie para introducir un tercer aspecto:

Cómo vive tu niño/a  la gratificación, cómo vive los elogios, si los recibe abiertamente o más bien tímidamente, de cualquier forma que lo exprese, lo interesante es que te des cuenta como es la manera específica en que tu hijo/a  lo recibe y lo manifiesta y de la manera que sea, con los recursos que tú tengas, muéstrale  que cualquier esfuerzo por su parte tu serás capaz de verlo y cuando digo verlo, es que tu puntualices con una mirada, con un “choca esos 5”, con una sonrisa, con un movimiento de cabeza, o con un “lo estás haciendo muy bien”, si te das cuenta, te he sugerido aspectos que son observables, que tu pequeño podrá saber si hago pipi en el váter mamá sonríe, si hago caca en el váter papá me da un abrazo… este tipo de gratificación  suele funcionar muy bien, y quizás estés sembrando las bases de la motivación al logro que tu hijo/a pueda tener en un futuro, es decir, llegar a conseguir que haga las cosas para estar contento consigo mismo/consigo mismo… Pero, hasta llegar aquí aún tendrás que ofrecerle unos cuantos abrazos y movimientos de cabeza.

niño sentado en orinal

Te dejo una lista de lo que hemos, (construcción familiar, como ya he dicho),  puesto en práctica en casa es una lista personal que nos ha resultado.

1. Ármate  de valor si lo necesitas, deja el pudor fuera y que tu hijo/a te vea haciendo “Pipi”, esto puede tirar para atrás a muchas personas, sin embargo, piensa que tu hijo/a aprende por imitación y quizás si te ve le estás mostrando como se hace y ayudándolo, es un tema práctico

2. Recurre al refuerzo positivo, ¿Qué es lo que más le gusta a tu hijo/a? ¿el chocolate? ¿las cerezas? ¿los dinosaurios? Para aplicarlo correctamente recuerda que:    A) lo que le das tiene que gustarle al niño/a, no a ti, para eso es importante investigar qué es lo que le motiva y tenerlo preparado. B) dar el “premio” inmediatamente,  es decir seguidamente de que el niño haya ejecutado la acción, para ello tendrás que tenerlo preparado o llevarlo contigo, este aspecto es muy importante para que el niño/a asocie su conducta al premio. C) No hay premio sin caricias, es decir donde esté un buen  abrazo, un “achuchón”, que se quiten los “lacasitos”, las caricias son un premio genial para tu hijo, como sea que premies a tu hijo/a debería ir acompañado de contacto visual y físico.

3)  Juega, usa sus personajes preferidos, muéstrale cómo puede ayudar a su muñeca a llegar hasta el orinal y reproducir la rutina,  jugando con los roles, tu hija en el papel de  mamá y su muñeca sería ella misma.

4) Libros;  la literatura sobre este punto es infinita, los que hemos usado en casa, casi son  como joyas para mí:

 

 

niños sentados en el orinal

 

 

 

 

marina pañal

http://bit.ly/1G78hG9
5) App y Videos, son para ti un canal casi infalible de ayuda, es una realidad, hay muchos recursos serios y bien pensados que pueden darte una mano a la hora de sacar el pañal, la App que yo he usado es Potty Training: Learning with The animals, y el video de “Elmo va al baño” todo un descubrimiento…aviso a navegantes, el vídeo está traducido en español de Sudamérica.

Si después de hacer todo tu mayor esfuerzo para que tu pequeño/a aprenda a usar el lavabo u orinal, y ves que ha decidido ir a “su ritmo”, recuerda que este es el año chino de “la cabra” así que constancia y paciencia.
Me agradaría saber si has pasado por esto y que has hecho, así que déjame tu comentario, que para mi es un tesoro.

 

washi tape corazón